miércoles, 18 de enero de 2017

Historia de un perro llamado Leal - Luis Sepúlveda

¡Hola!

Este lunes pasado no ha habido De lunes a lunes porque sigo con Saber perder de David Trueba, y me está gustando, así que no me apetecía alternar con nada más.

Pero tenía pendiente hablaros de una novelita corta que leí a final de diciembre.


Título: Historia de un perro llamado Leal
Autor: Luis Sepúlveda
Ilustraciones: Marta R. Gustems
Año: 2016
Edición: Tusquets, 2016
Origen: Biblioteca
Valoración: 3.5/5


Argumento: (Goodreads)

Es difícil, para un perro pastor alemán que vive al servicio de un grupo humano, no añorar la libertad que conoció como cachorro. Y sobre todo no sentir nostalgia por todo lo que perdió en sus vivencias con los mapuches, los indios de la Araucanía, en Chile. Y es que nuestro perro se cayó en la nieve y, rescatado por un jaguar, fue a dar a un poblado mapuche. Allí creció con su compañero Aukamañ, el niño indio que era como un hermano para él, y allí aprendió a respetar a la naturaleza y a todas sus criaturas. Sin embargo, ahora debe obedecer las órdenes de aquellos para los que trabaja y dar caza a un fugitivo misterioso, escondido más allá del río. ¿Adónde nos llevará la caza? El destino está escrito en su propio nombre, Leal, y le llevará a una situación que pondrá a prueba, pasado tanto tiempo, su fidelidad a viejos lazos de afecto.


Opinión:

Creo que ya lo he comentado alguna vez: ¿animales en libros? Sí, gracias :)

No recuerdo bien si en la universidad llegué a leer de este autor Un viejo que leía novelas de amor, recomendado por una de mis amigas. Si lo hice, he olvidado de qué trataba, así que me lo he apuntado de nuevo. Por tanto podría decirse que me adentro en la obra de Luis Sepúlveda sin conocerlo, y lo hago con esta novela corta en la que el protagonista es un pastor alemán que, perdido, cae en manos de una gente que lo cría pero que no son lo que se dice amantes del animal.

Lo mejor del relato son los recuerdos que Leal comparte con nosotros sobre su "infancia" con los mapuches, y su relación con su hermano Aukamañ. El libro tiene momentos tiernos, pero también momentos tristes. Pero si te gustan los animales o en especial los perros, reconoces los sentimientos de Leal, y los de los humanos con que trata.

Además, la historia está acompañada por unas ilustraciones que me han encantado. Es que el perro está fenomenal, me recordaba tanto a los míos...

En cuanto al autor, me gustó el estilo tranquilo con el que se expresa, por lo que probaré con alguna otra novela suya. Si habéis leído alguna, decidme por donde tirar, que he visto que tiene unas cuantas obras publicadas...

4 comentarios:

  1. hola pues no sé si sería de las historias que yo disfrutaría o mas bien me animara a leer pero gracias por la recomendación chao

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Con la de libros que hay, no vamos a coincidir todos! ;)

      Eliminar
  2. No he leído nada de este autor pero esta historia tiene buena así que si lo tienen en la biblioteca me animaré a leerlo.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí es que si hay perrinos en la historia... jaja Ya nos contarás si te animas. Un abrazo!

      Eliminar